La incapacidad permanente es la situación de un trabajador que tras haber estado sometido a un tratamiento y haber recibido el alta médica presenta reducciones anatómicas o funcionales graves que disminuyen o anulan su capacidad laboral.

 

¿Quién la reconoce?

La Seguridad Social es quien reconoce al trabajador la condición de incapacidad permanente y su pensión correspondiente. Antes de que el INSS tome una decisión, la persona que reclama la incapacidad tiene que pasar por un tribunal médico.

 

Tipos de incapacidad

Se dividen en incapacidad temporal e incapacidad permanente. La primera de ellas tiene una duración de 12 a 18 meses y le corresponde a cualquier persona que por enfermedad común, enfermedad profesional, accidente o accidente laboral se encuentre incapacitada para realizar su trabajo. Después de ese período, el trabajador puede presentar los documentos para intentar obtener la incapacidad permanente si sigue incapacitado para realizar su trabajo.

SI NO GANAMOS… NO COBRAMOS

9% + IVA
9% (casos graves). Para casos complejos tendrás un máximo de 19%. ¿Hablamos?

 

Proceso para reclamar la indemnización e incapacidad permanente

Antes de reclamar una incapacidad permanente hay que informarse y buscar asesoramiento de profesionales del sector como abogados o médicos. Nuestro equipo especializado estudiará su caso y analizará toda la documentación que nos envíe para ayudarle a conseguir la IP.

Cuando pasen los 18 meses de la incapacidad temporal, tiene que realizar una solicitud al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para solicitar la pensión por incapacidad permanente en el grado que corresponda: incapacidad permanente parcial (IPP), incapacidad permanente total (IPT), incapacidad permanente absoluta (IPA) o gran invalidez.

La solicitud debe ir acompañada de informes médicos que refleje las patologías y las limitaciones que le impiden realizar su trabajo con normalidad. Si la Seguridad Social desestima la solicitud habría que interponer un escrito de reclamación previa y si vuelven a denegarlo habría que poner una demanda judicial. Si la demanda es estimada por el juzgado, recibirá la pensión por incapacidad permanente.

 

Grados y pensiones de incapacidad permanente

Dentro de la IP hay varios tipos:

  • Incapacidad permanente parcial (IPP): Dentro de este grupo están aquellos trabajadores que, tras sufrir una lesión o enfermedad, tienen una limitación en su capacidad laboral del 33% que no le impide realizar las tareas fundamentales de su trabajo. La pensión será un 55% de su nómina.

 

  • Incapacidad permanente total (IPT): En este caso están incluidos aquellos trabajadores que, tras sufrir una lesión o enfermedad, no pueden realizar las tareas fundamentales de su trabajo. La pensión será de un 75% de su nómina.

 

  • Incapacidad permanente absoluta (IPA): Es la situación del trabajador que está totalmente incapacitado para la realización de todo tipo de trabajo o profesión tras sufrir una lesión o enfermedad. La pensión será de un 100% de su nómina
  • Gran invalidez: Es la situación del trabajador que no solo está incapacitado para realizar un trabajo sino que necesita la ayuda de otra persona para la mayor parte de las actividades de su vida cotidiana. La pensión será de un 100% de su nómina más un añadido para que pueda pagar a la persona que le ayuda en sus actividades diarias
99% de éxito demostrable.
Gestionamos casos de indemnizaciones por incapacidad permanente con altas probabilidades de éxito. ¿Hablamos?

 

 

Cuándo reclamar y tramitar la incapacidad permanente

Incapacidad permanenteLos trámites para reclamar la incapacidad permanente pueden iniciarse una vez que se ha terminado la incapacidad temporal. Este período puede concluir por los siguientes motivos:

 

  • Por agotamiento del plazo, que va desde los 12 a los 18 meses.
  • Por recibir el alta médica tras la curación total o mejoría de su enfermedad o lesiones.
  • Tras haberle denegado la incapacidad permanente después de pasar por el correspondiente tribunal médico.

 

Cuándo la Seguridad Social deniega la incapacidad

El INSS puede denegar la solicitud para obtener la incapacidad permanente y lo que hay que hacer en este caso es enviar un escrito de Reclamación Previa para intentar que reconsideren su posición. En el caso que vuelvan a denegar la incapacidad, el trabajador puede poner una demanda judicial. Si esta demanda es aceptada por el juzgado, el empleado obtendrá la incapacidad permanente y la pensión que le corresponda.

 

Cuándo la Seguridad Social da el alta médica

Si la Seguridad Social da el alta a un paciente y este no está capacitado para realizar su trabajo, tiene un plazo legal para poder recurrir el alta médica. Le aconsejamos que se ponga en contacto con nuestro equipo de abogados especializados en incapacidad permanente para que le asesoren y le indiquen los pasos a seguir para llevar a cabo esta reclamación.