El consumo de drogas no es compatible con ponerse al volante de cualquier vehículo debido a que los efectos de las sustancias estupefacientes inciden directamente en la conducción y multiplican las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico y de cometer infracciones.

La legislación española castiga muy severamente a los conductores que son pillados conduciendo bajo los efectos de sustancias estupefacientes o alcohol. En el caso del alcohol la multa varía en función del grado de alcoholemia mientras que el simple hecho de llevar un vehículo bajo los efectos de las drogas acarrea una multa de dinero y puntos.

Según la Dirección General de Tráfico, en el año 2015 un 43,1% de las personas fallecidas en las carreteras españolas habían consumido alcohol o drogas. En el caso concreto de las drogas, el 38,1% de los conductores que se dejaron la vida en el asfalto dio positivo.

 [toc]

Multas por conducir bajo los efectos de las drogas

Accidente por drogasLas autoridades españolas centran su lucha contra las drogas bajo el lema de tolerancia cero ya que con el simple hecho de que aparezca en el organismo alguna de las sustancias prohibidas, el conductor será multado con una cantidad de 1.000 euros y 6 puntos del carnet de conducir.

Esa tolerancia cero no ha llegado aún a las bebidas alcohólicas ya que las multas con este tipo de sustancias varían según el grado de alcoholemia del conductor. Aquellos que superen una tasa de alcohol en sangre de 0,5 gramos por litro o de 0,25 miligramos en aire espirado recibirán una sanción que va desde los 500 euros y 4 ó 6 puntos a los 1.000 euros y la retirada de los mismos puntos.

Para aquellas personas que conduzcan bajo los efectos de las drogas o del alcohol (0,60 miligramos en aire espirado o 1,2 gramos por litro) serán castigados con una pena mínima de prisión de tres a seis meses, una multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días. Estas penas acarrean siempre una privación de conducción de vehículos a motor de uno a cuatro años. Además, negarse a realizar las pruebas toxicológicas también constituye un delito penal.

En caso de accidente, además de las penas citadas anteriormente, la compañía aseguradora podría cargar los gastos que ha supuesto el accidente del tráfico al conductor que manejaba su vehículo bajo los efectos de alguna de las sustancias prohibidas citadas en este apartado.

 

9% + IVA
9% (casos graves). Para casos complejos tendrás un máximo de 19% ¿Hablamos?

Abogados especialistas en accidentes con drogas

 

TRAFICOAYUDA está formado por un equipo de abogados, peritos y médicos 100 % expertos en accidentes desde 1992. Nuestros especialistas en la materia tratarán de despejar sus dudas sobre las consecuencias legales de la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Además, si se han visto involucrados en un accidente en el que uno de los conductores ha dado positivo en drogas o alcohol no dude en ponerse en contacto con nosotros para asesorarle sobre los pasos a seguir para conseguir la indemnización que merece. Y recuerde que si no ganamos, no cobramos.

 

Indemnización por accidente con consumo de drogas

accidente por drogasLas indemnizaciones por accidente con consumo de drogas se rigen por el mismo baremo que cualquier otro tipo de accidente de tráfico. Para conocer el alcance del dinero que le corresponde, hay que tener en cuenta el perjuicio personal, que engloba el perjuicio personal básico, el perjuicio personal particular por pérdida temporal de calidad de vida (que se divide en muy grave, grave o moderado) y el perjuicio personal particular causado por intervenciones quirúrgicas, y el perjuicio patrimonial, que incluye el daño emergente (gastos de asistencia sanitaria y gastos diversos resarcibles) y el Lucro Cesante.

 

99% de éxito demostrable.
Gestionamos casos de indemnizaciones por accidentes de tráfico con altas probabilidades de éxito. ¿Hablamos?

El valor de las indemnizaciones por el perjuicio personal es el siguiente:

Perjuicio personal básico: 30 euros al día.

-Perjuicio personal por pérdida temporal de calidad de vida moderado: 52 euros al día.

-Perjuicio personal por pérdida temporal de calidad de vida grave: 75 euros al día.

-Perjuicio personal por pérdida temporal de calidad de vida muy grave: 100 euros al día.

-Perjuicio personal por cada intervención quirúrgica: de 400 a 1.600 euros por cada operación.

 

 

Por otra parte, según el baremo que entró en vigor el 1 de enero de 2016, el valor de las indemnizaciones por el perjuicio patrimonial tiene que ser el importe del perjuicio, no hay unos valores determinados para este aspecto.