Desde el momento en el que un usuario de transporte público, ya sea autobús, metro, tren o cualquier otro tipo, compra el billete cuenta con un seguro por el que puede pedir una indemnización tanto a la empresa del servicio público como al responsable del accidente.

 

Los accidentes en transporte público son muy habituales y muchas personas no reclaman la indemnización que les pertenece por falta de información. Si este es tu caso, nuestro equipo de abogados está a tu disposición para asesorarte, llevar tu caso y ayudarte a que consigas una indemnización justa.

 

Clases de accidentes en transporte público

Accidente en autobúsHay muchos tipos de accidentes en transporte público pero los más habituales son las caídas y los golpes en los autobuses provocados por frenazos. Estas situaciones son muy habituales pero muchos pasajeros no saben que tienen la posibilidad de reclamar una indemnización.

Es importante que los usuarios del transporte público sepan que aunque la culpa del accidente no sea del conductor del autobús tienen derecho a una indemnización por parte de la compañía de transportes. Es decir, el pasajero tiene derecho a ser indemnizado por los daños independientemente de quien haya sido el culpable.

 

¿Cómo reclamar la indemnización por un accidente en transporte público?

Lo primero que hay que saber es que el usuario tiene derecho a una indemnización por cualquier tipo de daño no solo cuando sufren lesiones graves o se produce el fallecimiento. Toda aquella persona que ha sufrido un accidente en transporte público puede reclamar tanto por daños materiales como personales.

Lo más importante es que haya constancia de la lesión a través de un parte asistencial, de urgencia o un informe policial. Con cualquiera de estos documentos se demostraría que el pasajero estuvo en el accidente y los daños ocasionados. Para ello es importante informar al conductor de las lesiones y llamar a las asistencias sanitarias. Sin alguno de estos documentos la reclamación se complicaría.

El siguiente paso es ponerse en contacto con un abogado especializado en accidentes de transporte público para que asesore al afectado y le ayude a obtener la indemnización que merece. Desde TRAFICOAYUDA ponemos a tu disposición a nuestro equipo de abogados.

9% + IVA
9% (casos graves). Para casos complejos tendrás un máximo de 19% ¿Hablamos?

 

El Seguro Obligatorio de Viajeros (SOVI)

Cuando compras el billete estás firmando un contrato con la empresa de transportes que incluye un seguro por si se produce un accidente. El Seguro Obligatorio de Viajeros incluye cobertura durante el trayecto pero también mientras subes y bajas del medio de transporte o cuando recoges tus maletas.

El SOVI es un seguro privado obligatorio, como su nombre indica, que deben tener todos los medios de transporte de carácter público porque todo trayecto implica un riesgo. Este seguro no es excluyente, es decir, que uno que haya contratado el pasajero por su cuenta es compatible con el del transporte público.

Para poder acceder a las coberturas del Seguro Obligatorio de Viajeros es necesario tener el billete excepto en ciertos casos: pérdida o destrucción del mismo, menores de edad, personal de la empresa, etc. El SOVI solo cubre los daños personales y corporales, no los materiales. Los materiales también los cubre la empresa de transportes correspondiente pero la reclamación debe hacerse por otra vía.

 

Compatibilidad entre el seguro obligatorio de viajeros y el de Responsabilidad Civil

Una de las dudas más habituales de los pasajeros que se han visto involucrados en un accidente en un medio de transporte público es saber si las indemnizaciones del Seguro Obligatorio de Viajeros son compatibles con las que se puedan reclamar al de Responsabilidad Civil.

La respuesta es sí, son compatibles en la mayor parte de los casos aunque en determinadas ocasiones actúan como complementarios.

 

¿Cuál sera la cuantía de la indemnización?

Al igual que para los accidentes de tráfico, para los accidentes en medios de transporte público hay un baremo para conocer la cuantía de las indemnizaciones según las lesiones. En este se le asignan a cada lesión unos puntos a los que se le suman los factores de corrección. Debido a esto, las indemnizaciones en este caso de accidentes pueden ser muy variables.

Para una lesión leve como un corte la cantidad a recibir por la empresa de transportes puede rondar los 1.200 euros. En el caso de lesiones graves las cuantías se disparan. Una de máxima gravedad son 100 puntos aunque la cantidad correspondiente en euros depende de la edad del accidentado. Si la persona afectada está entre los 21 y los 40 años, cada punto vale 3.206,79 euros.

 

99% de éxito demostrable.
Gestionamos casos de indemnizaciones por accidentes de tráfico con altas probabilidades de éxito. ¿Hablamos?

¿Qué pasa si el accidente es provocado por un tercero?

Aunque el conductor del medio de transporte público no tenga la culpa, la empresa tendrá que hacer frente a la indemnización tanto por daños personales como por daños materiales.

 

accidente trenAyudas públicas por accidente

En caso de accidentes muy graves en las que los pasajeros sufren lesiones que les incapacitan, la víctima tendría derecho a reclamar una pensión de invalidez a la Seguridad Social si tiene entre 18 y 65 años. Además, podría recibir otras ayudas para afrontar los gastos de asistencia personal que pudiera necesitar.

Si las secuelas del accidente impiden al accidentado volver a usar el transporte público, tendría derecho a pedir una subvención de movilidad. Asimismo, en caso de fallecimiento los familiares tendrán derecho a las correspondientes indemnizaciones y podrían entrar en el sistema de protección de la Seguridad Social.

 

Cómo actuar tras sufrir un accidente en transporte público

Lo primero es que quede constancia de que hay una lesión para poder reclamar una indemnización. El primer paso para ello es informar al conductor y llamar a las autoridades sanitarias. Es importante tener un parte asistencial, de urgencia o un informe policial para demostrar que el pasajero estuvo en el siniestro.

Otro de los puntos importantes es buscar testigos que puedan declarar y asegurar que la persona accidentada estuvo en ese medio de transporte y que tuvo las lesiones que aparecen en el parte médico o en el informe policial correspondiente que se presente a la empresa de transporte público.